calenda

Volver a estudiar, un reto más

El despertador suena y sientes que se te acaba el mundo. Debes levantarte de tu cama, entrar a la ducha y vestirte con tu uniforme de nuevo.
Miles de cosas te pasan por la cabeza. Mis amigos, con los que de pronto no tuve contacto durante estas vacaciones, estarán de nuevo…; los profesores habrán descansado lo suficiente para que las clases fluyan de forma normal…; tendré de nuevo la misma energía para asumir mis estudios y sacar buenas notas…
En fin, debo salir de casa y enfrentarme de nuevo al aula. Las primeras horas pasan lento, pero al ver a mis compañeros seguramente todo será más fácil y más lo será aún si comprendo los temas y entrego los trabajos que me dejaron por la temporada de vacaciones.
Y aquí estoy. Enfrentándome de nuevo a todo lo que tiene que ver con el entorno escolar. A la vez, pienso que cada vez son menos los días que me quedan para terminar este año escolar, para culminar tal vez mi paso por el colegio o para prepararme para el último año de mi educación secundaria.
Pienso en cómo será mi futuro como profesional, cuando ya sea mi decisión acudir o no a las clases programadas, cuando por fallas pierda las materias o cuando me encuentre con personas hasta 5 años mayores que yo caminando cerca de mí, estudiando lo mismo, pero en semestres diferentes.
Así que tomo la decisión más importante de esta temporada: disfrutar. Sí, disfrutar. El tiempo trascurre muy rápido y sé que pronto mi maletín dejará de ser tan pesado. A que las entregas de calificaciones no serán ya con mis padres y a que el director deberá aprenderse nuevos nombres. El mío pasará a ser de graduado, del año pasado y será reemplazado por los nuevos estudiantes, cada uno reconocido por sus méritos, aptitudes o actitudes.
¿Cómo regresar a clases y volver a ser el mismo de antes? Muy fácil. Con la seguridad de que mi futuro depende de lo que yo haga, de que nadie podrá estudiar por mí, presentar un trabajo en mi nombre o pasar las materias por mí. Todo depende de mí. De centrarme en lo que quiero para mi futuro, un futuro que es muy cercano y que definirá parte de mi vida.
Quiero ser profesional, pero no un profesional cualquiera, quiero ser el mejor y para lograrlo debo agradecer por ese tiempo de vacaciones, recordar las sonrisas que compartí con mis familiares y amigos, las personas nuevas o lugares desconocidos que ahora hacen parte de mi vida. Mirar el despertador como mi aliado, ingresar al aula con la mejor actitud, escuchar las enseñanzas de mis docentes y gozarme cada momento del día, no solo el descanso o la hora de salida.
Recordar que este tiempo no se podrá repetir y que en un año seré un estudiante de universidad, estaré en once o realizaré cursos para mi formación académica. Se trata de vivir cada momento, de disfrutarlo al máximo y que la vida está llena de retos, retos que son superados por aquellos que son verdaderamente capaces de afrontarlos, que han luchado por lo que quieren y que ven mucho más allá de lo que sus ojos les permiten. Personas visionarias que saben que la educación no es solo un paso, sino el más importante para formarse para el mañana.

Tips

  1. Haz una lista de prioridades
  2. Comparte tus experiencias de vacaciones
  3. Establece tus horarios
  4. Organiza tus deberes
  5. Actitud positiva
  6. Se responsable
  7. Ten paciencia
  8. Descansa a la hora adecuada
  9. Aliméntate bien
  10. Haz que los días cuenten

 

*Por 3Estrellas

0Respuestas enVolver a estudiar, un reto más"