calenda

A prueba de todo

Duele el cuello, la cabeza da vueltas, se piensan en miles de cosas a la vez. Eso se llama ansiedad y sucede cuando te encuentras previo a los exámenes. ¿Es normal? Claro que sí y más si hablamos de Saber 11, donde nos ponemos a prueba de todo, donde nos damos cuenta si como dicen nuestros padres: “la platica si sirvió”.

¡El bloqueo es total! Cuando se presenta la ansiedad no sabes ni dónde estás parado, ni qué quieres ni qué haces. Es por eso que para evitar que durante las pruebas presentes este tipo de trastorno, depende de ti, solo de ti alejar este tipo de pensamientos y sensaciones.

Respira. Sí, respira. Ese es un buen ejercicio, al respirar el oxígeno llega al torrente sanguíneo, por lo que los órganos funcionan de manera normal. Tus músculos encuentran la posición adecuada y no tendrás que retorcerte más en la silla buscando un punto fijo para estar cómodo. Tal vez si la practicas de manera regular en el momento en que los nervios estén al tope, podrás relajarte y llegar a concentrarte para continuar con la prueba.

Recuerda lo siguiente: ¡Estás preparado para esto! Tú lo estudiaste, tú lo aprendiste, tú lo repasaste. No el del al lado, ni el de al frente o atrás, solo tú sabes qué conocimientos tienes en tu mente, qué es lo que quieres para tu vida y porqué debes esforzarte para que esta prueba salga de la mejor manera. Si tus manos sudan, límpialas y realiza estiramiento de ellas para que puedas volver a concentrarte.

  1. Inspira el aire por la nariz manteniendo la boca cerrada y elevando el abdomen.
  2. Sujeta el aire durante unos momentos.
  3. Expira por la boca o nariz muy despacio, repitiendo todo el proceso sucesivamente.

Aleja de tu mente todo pensamiento negativo o situación conflictiva por la que hayas pasado últimamente. Olvídate de los problemas con el novio, la novia, los padres, los hermanos, los amigos, los profesores y demás. En el examen solo existes tú por lo que debes ser lo más optimista posible y concentrarte en el aquí y el ahora.

Estar seguro de tus capacidades, tener la claridad de tus conocimientos y de reaccionar de manera adecuada a la hora de no saber una respuesta, te permitirá obtener buenos resultados. Reflexiona, recuerda paso a paso lo aprendido.

Intenta no repasar el día antes, si lo haces puedes ocasionar un bloqueo mental y aumentar tu ansiedad. Debes relajarte, comer adecuadamente, no consumas muchos dulces, duerme temprano y tranquilo. En el día del examen, levántate con tiempo para que no se aumenten tus nervios, llega un poco más temprano de la hora citada. Así reconocerás el espacio y no te sentirás ajeno a él.

“El que no cree en sí mismo miente siempre”, Friedrich Nietzsche.

 

*Por 3Estrellas

0Respuestas enA prueba de todo"